Al imaginar el paseo de compras se pensó primordialmente en brindar un buen servicio comercial, donde el cliente pudiese encontrar comerciantes que fuesen verdaderos garantes de una justa relación precio-calidad-servicio.

Se consideró un desafío valioso el objetivo de procurar una propuesta inteligente de mejora urbana, que a la vez significara por un momento, mejorar la calidad de vida de la gente dotando a la ciudad de un paseo en el que edificación y naturaleza se complementaran para brindar una agradable sensación de tranquilidad.

Se logró un lugar donde el simple hecho de pasar a estar produce una placidez, que transporta al Adrogué tradicional de calles arboladas, espacios abiertos y jardines.

Un lugar donde la presencia del sol, cielo, nubes, árboles, césped, luna y estrellas, plantas, lluvia, flores y pájaros permiten vivir las cambiantes emociones de cada estación del año.


Un lugar en el que la variedad de estilos, materiales y proporciones de sus construcciones constituyen un atractivo complementario del encanto particular de la naturaleza. De manera que el deambular por el paseo, con mirada atenta, produce una secuencia de revelaciones como consecuencia de los contrastes que se van presentando en su recorrido.


Al pensar este Paseo se alentó la ínfima esperanza de que futuros desarrollos de construcción incorporen esos criterios como deseables para que Adrogué sea ese lugar más visible que soñó su fundador, Esteban Adrogué, y que todos anhelan.

Esteban Adrogué 1073 / 1079 | Bartolomé Mitre 1110 | Esteban Adrogué 1107 - Adrogué Buenos Aires. | Administración Tel. 4294-2609 / 0672